Portal d'Avall | Nucli antic de Tivissa

Las calles medievales de Tivissa

El pueblo de Tivissa, de carácter medieval, aún conserva su fisonomía amurallada con calles estrechas y sinuosas que permiten al visitante hacer un bonito recorrido por su historia.
No quedan restos explícitos de lo que fueron las murallas de Tivissa, pero estas junto con los portales de entrada al recinto fortificado, tienen la consideración de Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN) en la categoría de monumento histórico.

¿Quieres hacer una visita dinamizada por las calles del casco antiguo?

Punto de encuentro: Espai Ilercavònia – Plaça del Portal d’Avall, Tivissa (veure mapa)

DURADA: 1h30′ aprox.

CUANDO: 18 y 26 de julio y 1 y 22 de agosto a las 12.30h.

PRECIO: 5€ por persona.

RESERVA AHORA

Las murallas

Fortificación defensiva del término de Tivissa

Las notícias de les murallas de la población datan del año 1350, cuando el conde de Prades decretó a los vecinos de Vandellòs libres para trabajar en la muralla de Tivissa. Y del año 1365, cuando el Infante Joan de Prades decretó que los masoveros del término ayudaran a fortificar el pueblo para poder refugiarse en tiempos de guerra.
La muralla de Tivissa rodeaba la mayor parte del casco antiguo de la población y estaba formada en gran parte por las fachadas de las casas que daban al exterior de la población, de paredes gruesas y con pocas aberturas.
Esta tenia 3 puertas de entrada, el Portal d’Avall, el Portal de l’Era y el Portal de la Raval desaparecido al siglo XIX, los accesos principales a la población.

Plaza de la Baranova

Magnífico mirador, un lugar privilegiado
La plaza de la Baranova, es el espacio más representativo del pueblo, situado al lado de la iglesia.
Es la plaza más grande del pueblo, un lugar privilegiado mirador de les comarcas de la Ribera d’Ebre, la Terra Alta y el Priorat, donde se observan las montañas de Prades, la sierra del Montsant, Pàndols y Cavalls, els Ports y la sierra de Cardó.
Hasta la mitad del siglo XIX, la plaza era ocupada por el cementerio parroquial.

Plaça de la Baranova | Tivissa

Casas pairales

Edificios señoriales

Ca VenturaData del año 1408, y destaca por su puerta de piedra picada y arco de medio punto con dovelas largas.
Ca Eloi: Data del año 1470, conserva la portada de piedra picada con arco de medio punto de dovelas iguales y un escudo con la inscripción ‘Fraga’.
Ca l’Hostal: Data del año 1587, con fachada severa y bien construida, de estilo renacentista catalán.
Cal Rei: Destaca por su composición y decoración de la fachada principal que combina piedra con dibujos geométricos hechos al estuco.

Los lavaderos

Paredes llenas de historias cotidianas
Las paredes de los lavaderos están llenas de historias íntimas y cotidianas de las mujeres que lavaban.
Aún guardan recuerdos de juventud, de cuando estaban llenos de mujeres haciendo la colada. 
Los lavaderos públicos de la Sèquia del Camí fueron construidos entre los años 1890 y 1900 con pared de piedra no trabajada.
Tienen 4 balsas, dos cubiertas para enjabonar y enjuagar la ropa, y dos descubiertos que solo se utilizaban para lavar la ropa de los enfermos o difuntos.
El agua proviene de la fuente de la Sèquia del Camí, y la sobrante sirve para regar los huertos de la zona.